UABCS

Sabiduría como meta, patria como destino.

Cargando...

Menú

Facebook Twitter Instagram YouTube

Fase III Programa Especial para el Restablecimiento de Actividades Académicas Presenciales

Ecosistema de Innovación

Concepto de Innovación.

Existen diferentes conceptos de innovación, uno de ellos es el de En la 3ª Edición del Manual de Oslo, 2018 que la define como la introducción de un nuevo o significativamente mejorado producto (bien o servicio), de un proceso, de un nuevo método de comercialización, o de un nuevo método organizativo en las prácticas internas de la empresa, la organización del lugar de trabajo o de las relaciones exteriores.

De la misma forma, Schumpeter define la innovación como el uso fructífero de un invento, que aquello que se mejoró realmente genere un valor agregado a su usuario final. El considera que hay 5 caminos para innovar y son:

Según el Diccionario de la lengua española, innovación es la creación o modificación de un producto, y su introducción en un mercado.

La innovación es un proceso que modifica elementos, ideas o protocolos ya existentes, mejorándolos o creando nuevos que impacten de manera favorable en el mercado.

La innovación es un concepto muy ligado al ámbito empresarial. Innovar es mejorar lo que existe, aportando nuevas opciones que suplan las necesidades de los consumidores, o incluso crear nuevos productos con el fin de que tengan éxito en el mercado.

A través del conocimiento de los productos, del mercado, del aporte de valor de la empresa, de las necesidades de los consumidores se pueden establecer una serie de cambios y criterios para innovar en ellos y que sean útiles en el mercado.

Diferentes definiciones de ecosistema de innovación.

Este concepto, que parece ser novedoso en su conjunto: “ecosistemas de innovación”, es sin duda una frase que identifica todas las partes que componen un sistema enfocado en actividades encaminadas a un mismo propósito el cual vendría siendo la mejora para nuestro entorno social, económico, político, industrial, cultural, educativo, entre otros, tomando como motor principal a la innovación.

Gobble (2014) define el ecosistema de innovación como un “sistema adaptativo complejo no lineal, donde los mismos insumos no siempre producen los mismos productos, y en el cual el comportamiento del sistema no es la suma de sus partes individuales y donde los efectos se producen en estado de equilibrio”. Así mismo, Michael Porter definió en los 80 como “concentración geográfica de empresas y agentes relacionados que compiten en el mismo sector de operaciones”.

Para el Dr. Ramón Sánchez (Harvard): en una sociedad, la innovación debería comportarse como un ecosistema, en donde cada una de las partes que habitan en él juega un papel importante para impulsarlo y sacar el mejor provecho del mismo para hacerlo crecer de manera sostenible. Este tipo de ecosistemas se viven ya en Estados Unidos (Sillicon Valley, en el MIT, Boston), Finlandia, Noruega, Singapur, Israel, y otros lugares de alto impacto en relación a la innovación.

Phillips, Park y Lee (2014) afirman que el concepto de “ecosistema de innovación” no está claramente definido, carece de rigor académico y que la analogía con los ecosistemas 22 naturales es también deficiente, ya que un ecosistema de innovación no es una entidad evolucionada, sino más bien diseñado.

Es importante mencionar que para que lo anterior se cumpla, se debe tener toda una red de consultores, incubadoras, financieras, inversionistas, gobierno, recursos humanos capacitados, vinculación, legislación suave para nuevas empresas, y otras cuestiones -que podría estar omitiendo- para que trabajen de manera organizada ofreciendo lo mejor de sí para que cualquier tipo de proyecto sea detonador de muchos otros, y así sucesivamente.

Ahora bien, tomando como en cuenta a los ecosistemas de innovación ya existentes, podemos asegurar que comparándolos con México tenemos ciertas ventajas, tales como:

A lo que en México aún existe un camino largo por recorrer, sin embargo se tienen todas las herramientas para poder llevar a cabo proyectos de alto impacto, así como la experiencia de países desarrollados, sus manuales, técnicas y procedimientos para llevar a cabo las mejores prácticas de innovación, creación y desarrollo de empresas, entre otros, lo que nos coloca en una posición favorable debido a que no estaríamos experimentando (de momento) con nuevos modelos para conseguir las mejores prácticas como ya mencionaba.

Qué son los ecosistemas de innovación.

Para resumirlo, podríamos decir que un ecosistema de innovación tiene varios componentes: talento, cultura, acceso a capital y un marco jurídico adecuado. Sin embargo, la condición sin la cual sería imposible que un ecosistema se mantuviese es la Comunidad. O, dicho de otra manera, una red que huye de las jerarquías, que está en contacto constantemente y que comparte ideas y experiencias.

En este sentido, las universidades y el gobierno funcionan muy bien como amplificadores para la red, ya que son los que aportan el soporte y los espacios. Además, crean oportunidades para que la comunidad acceda a recursos que normalmente son poco accesibles. Lo más importante es que el núcleo de la comunidad siempre esté formado por los emprendedores, y nunca por alguna institución. De lo contrario, la comunidad tendría buena difusión, pero la actividad y el crecimiento disminuirían. De la misma forma, en un ecosistema emprendedor no pueden faltar las grandes empresas, que se apoyan unas a otras para hacer crecer al mercado.

Componentes de los Ecosistemas de Innovación.

Con relación a los componentes de los ecosistemas de innovación, para Vallín y Pedroza (2017, p.498) “un ecosistema de innovación consta de agentes económicos y no económicos como la tecnología, instituciones y cultura, los cuales permiten la creación, el desarrollo y la difusión de ideas e innovación”. Por otra parte, de acuerdo al portal Econoticias.com. El periódico Verde (2016). cualquier innovación, incluyendo la nueva forma de pensar, necesita un ecosistema de la innovación con el fin de afianzarse, el cual consta de varios componentes. De acuerdo a este portal, si bien las ideas de este informe pueden ser interesantes, no se aplicarán a menos que se difundan, sean digeridos, discutidas y debatidas. Cualquier innovación, incluyendo una nueva forma de pensar, necesita un ecosistema de la innovación con el fin de afianzarse que consta de varios componentes.

Por lo que el presente documento es el inicio de un proceso de discusión y aprendizaje, con él que se pretende impulsar la innovación en la Universidad Autónoma de Baja California Sur, ya que se considera que para describir, analizar y proponer estrategias se requiere de un proceso previo de entendimiento y construcción de diálogo con los diferentes sectores de la Institución, identificando a sus principales actores, para que a través de ellos se promueva el desarrollo, consolidación y su aplicación y así se contribuya a mejorar el impacto del bienestar de la población de Baja California Sur. Actualmente, se encuentra en la etapa de diagnóstico, sin embargo, ya hay incorporados profesores que participan de manera activa en la formación del mencionado ecosistema.

Crear un ecosistema de innovación tiene un impacto directo en los objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, pues hay una correlación directa entre la generación de empresas, empleo y riqueza con el bienestar y salud para la población.

Ya que la innovación social es una parte fundamental de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Como se señaló en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, "dado que existe un claro enfoque en abordar las necesidades humanas desatendidas a través de las nuevas prácticas sociales y las instituciones, es probable que la innovación social atienda aquellos aspectos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que hacen hincapié en la inclusión y en una mayor equidad, sobre todo en áreas como la educación, la salud, el trabajo y la reducción de la pobreza."

Fuente: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/

Y en este sentido, con el objetivo de vincular a distintos sectores de la sociedad con la comunidad académica y estudiantil de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, mediante la promoción de líneas de trabajo, capacidades, infraestructura y tecnologías que sean desarrolladas con las que se que cuenta para resolver problemas puntuales, detonar colaboraciones, proyectos y servicios. Se está desarrollando una estrategia integral en la formación del “ecosistema de innovación”, ya que la Institución dispone de capacidades e infraestructura que lo colocarían a la punta de la investigación e innovación en Baja California Sur y México, además de su participación en la formación de recursos humanos.

Para que esto ocurra, se debe conformar tanto un grupo de trabajo en innovación y un diseño de opciones metodológicas, para identificar problemas a partir de la visión de los afectados y contribuir a la formación de un sistema de innovación mejor articulado, en el cual participarán instituciones financieras, organismos públicos, fundaciones y empresas públicas y privadas que promueven la innovación. Las tareas pendientes es que todo conocimiento que se genere en la Universidad sea aplicado a la solución de problemas que aquejan a la población.

Por lo que la Propuesta de un sistema de gestión de la innovación y emprendimiento para el fomento de la integración y el trabajo que impulsen el desarrollo tecnológico ya que tengamos una clara conexión entre la formación para el emprendimiento y las metas de desarrollo de los diferentes sectores; pues actualmente, hay diferentes entes trabajando en la priorización de sectores, pero no hay un trabajo común con un plan de trabajo que fortalezca a los mismos. Por lo que actualmente, el ecosistema de innovación en la Institución, y las diferentes unidades de conocimiento, y los diferentes sectores, incluidas las Cámaras de comercio y Servidores públicos, no están articulados y por motivos de Pandemia, se encuentran más que desconectados.

Es necesario también, revisar documentos para conocer sobre la situación actual de los sistemas de innovación en la región, que se basa en las recomendaciones de política para la integración de tecnologías ecológicamente racionales en los sistemas nacionales de innovación con el objeto de “elaborar recomendaciones de política para integrar las tecnologías ecológicamente racionales (TER) en los sistemas nacionales de innovación (SNI)”. así como en una revisión más detallada de los tres países seleccionados (México, Colombia y Ecuador). Las principales oportunidades y desafíos que, para la integración de las TER, enfrentan los SNI de la región.

Por otro lado, el análisis, los hallazgos y las recomendaciones sobre los SNI en LAC, el objeto de estudio, se han estructurado bajo el supuesto de que estos están compuestos por cuatro subsistemas. Estos subsistemas se han definido desde una perspectiva funcional. Ellos son:

Fuente: Banco Interamericano de Desarrollo. Recomendación de políticas para la integración de tecnologías ecológicamente racionales (TER) en los sistemas nacionales de innovación (SNI).

Sin embargo, debido a que la economía depende en su gran mayoría del sector del comercio y empresarial. El Departamento de Vinculación con el apoyo y la colaboración de los Departamentos Académicos y de las Extensiones Universitarias, necesita de instituciones que promuevan la investigación, la innovación y el desarrollo económico, que permitan hacerle frente a la resistencia al cambio y a la falta de gestión de las políticas públicas.

La meta es coordinar los esfuerzos Institucionales para aumentar el tejido social de la comunidad sudcaliforniana y el manejo de la información es clave y ésta a su vez debe ser pertinente y eficaz. Todo proceso de cambio requiere un choque estructural, en ese sentido, la UABCS debe alimentar los focos de crecimiento a partir de la eliminación de paradigmas que no permiten la dinamización de la economía, tales como: aumentar los índices de Propiedad Intelectual y programas acreditados, disminución de la corrupción, disminución de la informalidad y de esta forma propiciar la generación de nuevas empresas y el desarrollo del emprendimiento y la innovación en el Estado de Baja California Sur.

El objetivo final del ecosistema de innovación es dar lugar al cambio, añadir valor y mejorar procesos, productos o experiencias que contribuyan al bienestar social. Pero la innovación puede ser un factor clave no solo para aumentar la productividad y la competitividad, sino también para reducir la desigualdad y la pobreza (Alavi, 2012). Por lo que los procesos de aprendizaje, la generación y difusión de capacidades endógenas y la innovación son elementos de base para un crecimiento sostenido que apunte a mayor inclusión social y a una distribución del ingreso más equitativa.

Incluir a la sociedad civil. En BCS, hay asociaciones civiles y sin fines de lucro que vienen trabajando en temas de inclusión social, de nutrición, de medio ambiente, de educación, de salud, etcétera, cada una haciendo esfuerzos separados. La Universidad deberá integrar a las diferentes asociaciones en un Clúster de Innovación Social para profesionalizar su labor, la administración, organización y estructura adecuada que les permitan asegurar recursos para operar.

Cabe señalar que el Departamento de Vinculación ha reorientado las estrategias utilizando como base el modelo de quíntuple hélice que se puede definir como un modelo teórico de innovación, basado en cinco subsistemas que intercambian conocimiento con el fin de generar y promover un desarrollo sostenible para la sociedad (Carayannis et al., 2012). Esto en su Plan de Desarrollo y a su vez, dentro del actual programa de trabajo del Departamento de vinculación de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, se propone la consolidación de un Ecosistema de Innovación, atendiendo a lo establecido en la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) presentado en el Programa de Planeación y Desarrollo Institucional (PROPLADI) correspondiente al periodo rectoral 2019-2023, Como se indica en el PROPLADI 2019-2023, fincada ahora en la transversalización de la Responsabilidad Social Universitaria –RSU (Vallaeys, 2009). Así mismo, dar cumplimiento en lo establecido en los programas como subprogramas y al mismo tiempo, dar cumplir con la meta comprometida, según los indicadores a los que se les se les otorgó un valor base.

Fuente: Consejo Potosino de Ciencia y Tecnología (COPOCYT) con información de Shütz, Schroth, Muschner y Schraudner, 2018.

Apoyando a la innovación mediante el intercambio de conocimientos, forjando alianzas entre las partes interesadas de las empresas, los gobiernos locales, las organizaciones de la sociedad civil y los grupos comunitarios, así como a través de las extensiones universitarias, de Guerrero Negro, Loreto, Ciudad Insurgentes y Los Cabos, en las que se desarrollan y se adaptan las herramientas y los procesos de intercambio de conocimientos a las necesidades de los diferentes sectores sociales. Además, en el proyecto se promueven las habilidades empresariales sociales dentro de la universidad mediante incubadoras de innovación.

Fuentes de informacion.

Manual de Oslo 2018. “Guía para la recogida e interpretación de datos sobre innovación” y, actualmente, cuenta con su cuarta edición en 2018. Manual metodológico de referencia internacional para medir la innovación.
Gobble, M. M. (2014). Charting the Innovation Ecosystem. Research-Technology Management, RTM, 57 (4), 55-59.
Ramón Sánchez. Diagnóstico del Ecosistema de Innovación en México Director de Tecnología y Salud Pública Center of Health and the Global Environment Harvard T.H. CHAN, School of Public Health
Phillips, W., Lee, H., James, P., Ghobadian, A., & O'Regan, N. (2015). A Systematic Review. Group & Organization Management, 40(3), 428-461. doi: 10.1177/1059601114560063.
Juan Carlos Salazar, Coordinador Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático INECC México. Grupo Tecnópolis. Hinicio. Tecnalia. Noviembre 2019. Banco Interamericano de Desarrollo. Recomendación de políticas para la integración de tecnologías ecológicamente racionales (TER) en los sistemas nacionales de innovación (SNI). (Nota técnica del BID; 1757). División de Cambio Climático
Gerald Prado / GPrado@oas.org. Washington, DC. 8 de Julio del 2016. Innovación Inclusiva: Una ventaja derivada de los avances científicos y tecnológicos del siglo XXI.
Elias G Carayannis. Departamento de Gestión de Tecnología y Sistemas de Información, Universidad George Washington, Escuela de Negocios, Washington, DC, 20052, EE. UU. El modelo de innovación de Quintuple Helix: El calentamiento global como desafío e impulsor de la innovación.
Quintuple Helix innovation model: global warming as a challenge and driver for innovation”, in Journal of Innovation and Entrepreneurship, Springer. https://innovationntrepreneurship.springeropen.com
Vallaeys, François La responsabilidad social universitaria: un nuevo modelo universitario contra la mercantilización. Revista Iberoamericana de Educación Superior, vol. V, núm. 12, 2014, pp. 105-117 Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación .jpg, México

UABCS
Carretera al Sur KM 5.5 Apartado Postal 19-B CP: 23080 La Paz, Baja California Sur, México
Tel: 612-123-8800
Facebook Twitter Instagram YouTube