Incubación

La incubación es el proceso mediante el cual el embrión se desarrolla y se convierte en pollito, y tiene por objeto suministrar a los huevos la temperatura, la aireación y la humedad necesaria para que el germen se transforme en embrión y este se desarrolle normalmente. Termina con la eclosión o salida del pollito del huevo.

La incubación puede ser:

  1. Natural, cuando es realizada por el animal vivo (gallina, pava, etc)

  2. Artificial.- Cuando es realizada por una máquina incubadora.

Incubación natural

Se denomina natural porque en ella participa la gallina, no se utilizan máquinas como la incubadora artificial. Los elementos que intervienen en esta incubación son los huevos, la gallina y el nidal. Respecto a los huevos, su selección y cuidado es el mismo para incubación natural como artificial. El período de incubación del huevo de gallina es de aproximadamente, 21 días.

Todavía se emplea en el medio rural por su bajo costo y su sencillez. Partiendo de huevos con una cierta garantía de pueden obtener resultados satisfactorios

Gallo fecundando gallina

El proceso se inicia de la siguiente manera:

Deben destinarse a la incubación únicamente las aves buenas madres comprobadas y entre éstas las de mayor tamaño, para que cubran mejor y más cantidad de huevos. Durante este período, la gallina que empolla los huevos se llama clueca y no produce huevos (no ovula) debido a que desarrolla su instinto natural y se bloquea la secuencia hormonal normal que rige este proceso.

Manejo del nido.- El nidal deberá tener un tamaño adecuado al de la gallina que lo utilice, siendo conveniente que este provisto de una tapa para evitar que la gallina abandone los huevos. El nido se prepara poniendo primeramente una capa de arena (opcional), después, otra capa de hierba o forraje fresco para proporcionarle humedad, por lo que en los meses menos calurosos puede suprimirse; y por último, una capa de paja limpia y seca. Finalmente, el nidal deberá tener cierta concavidad para la colocación de los huevos.

Numero de huevos.- El número de huevos que se puede colocar en una gallina depende del tamaño de ésta y también de la temperatura ambiente. Por ejemplo, en tiempo frío no conviene pasar de 12, y en tiempo caluroso de 16 huevos.

Colocación.- Las gallinas cluecas deben colocarse en un cuarto ligeramente oscuro. Pueden ponerse varias gallinas en el mismo local, cada una en su nido. El momento más favorable para iniciar la incubación es al anochecer, porque se estresan menos que durante el día.

Cuidados.- El local de incubación ha de estar desinfectado y desparasitado. La gallina ha de estar libre de parásitos externos, para ello se espolvoreará su cuerpo, si es necesario, con algún producto insecticida. Los huevos también deben examinarse de vez en cuando, para comprobar si se ha roto alguno y retirarlo inmediatamente. Este se realiza entre el 5o. y el 7o.día de incubación con un ovoscopio, el cual es un aparato muy útil o por lo menos debería serlo, que nos sirve para ver el estado del embrión dentro del huevo, hay algunos que son muy buenos y sofisticados, pero impagables para una producción a pequeña escala de pollos o para uso doméstico. Es por eso que mucha gente se lo fabrica con los medios que pude encontrar. A partir del día 19 de incubación se debe procurar por todos los medios que la gallina permanezca sobre su nidal, por lo menos hasta la eclosión del primer huevo.

Ovoscopía

Durante la incubación artificial, cada pocos dias los huevos son observados en el ovoscopio. Este aparato, compuesto por un tubo opaco y una fuente de luz fría, permite visualizar el desarrollo embrionario, así como los movimientos del feto. Este exámen, junto con los datos procedentes de la pérdida de peso del huevo, los días de incubación y las condiciones de humedad y temperatura de la incubadora, es crucial para verificar el correcto transcurso de todo el proceso de incubación. Además, ya en estadíos iniciales, puede detectarse la presencia de un entramado de vasos sanguíneos con forma enmarañada, señal inequívoca de la fertilidad del huevo. Sin embargo, los huevos infértiles permanecerán con el fondo claro durante todo el tiempo que estén siendo incubados.

Pocos días antes del nacimiento, la cámara de aire, situada en el polo chato del huevo, aumenta de tamaño y se va desplazando lateralmente. Paralelamente, el feto va orientando la cabeza en dirección a la cámara de aire. Una vez el pollito ha picado la cámara de aire comienza su respiración pulmonar. Poco tiempo despues picará el cascarón. En este momento el huevo es trasladado a la nacedora.

Desclueque de una gallina.- El desclueque significa hacer que la gallina inicie nuevamente su producción de huevos, ciclo que se vio interrumpido al empollar o incubar los huevos. Para descluecar una gallina, se le retiran los huevos, que no queden a su vista; si no funciona, se procede a producirle un estrés alto sin que llegue a lastimársele. El método consiste en encerrarla todo un día privándola de agua y alimento en un lugar pequeño y solitario.

Incubación artificial.-

La posibilidad de producir miles y miles de pollitos diarios descansa en la incubación artificial. Comparadas con otros animales demesticados, las poblaciones de gallinas pueden expandirse muy rápidamente, pues una hembra de 3.5 kg de peso puede producir, en un año, más de 150 cías que significan más de 300 kg de carne.. Esta elevada capacidad de reproucción es la principal razón de la eficiencia del pollo y el huevo en la alimentación de los humanos.

Los cambios que tienen lugar en el huevo durante la incubación se presentan ordenados y regidos por leyes naturales.
Estos cambios se producen, con normalidad, solamente bajo niveles determinados de:

Temperatura en la Incubadora.-

Relación entre la temperatura del aire de la incubadora y los huevos incubados.- Al comienzo de la incubación, los embriones no están preparados funcionalmente (ni orgánicamente) para emitir calor. Por esto, reaccionan como los organismos de sangre fría; es decir, cuando la temperatura del aire se eleva, aumenta el metabolismo de los embriones. Si la temperatura disminuye, el metabolismo decrece igualmente. Por tanto, el aumento de la temperatura favorece la multiplicación celular, la formación de las capas y las membranas embrionarias (alantoides, corion, amnios y saco vitelino), así como la nutrición. En resumen, se incrementa el ritmo de crecimiento y desarrollo de los embriones.

Al final de la incubación, cuando ya la emisión de calor es alta, la disminución de la temperatura (dentro de los límites normales) actúa, por su parte, de forma completamente inversa; estimula el consumo de los nutrimentos o lo que es lo mismo, acelera el metabolismo y el desarrollo en los embriones.

Efectos de la temperatura inadecuada durante la incubación.

Si ha habido un promedio bajo de temperatura de las incubadoras, se retendrán los huevos unas horas más en la incubadora antes de pasarlos a las nacedoras. La temperatura inadecuada ocasiona reducción en el porcentaje de incubabilidad, disminuye la liberación de CO2 por bajar temperatura, ya que si durante los primeros 7 días es baja, el embrión muere rápidamente, debido a la anemia que le ocasiona el mal desarrollo del blastodermo y vasos sanguíneos o al volumen muy reducido de la cámara de aire. Por la alta temperatura, puede haber sangre en los líquidos amniótico y alantoideo, por lo que aumentara la producción de embriones anormales, con principios de malformaciones en la cabeza y en los ojos, etcopía (anomalía congenita en la situación o posición de un órgano) de los órganos del embrión por cerrado precoz de la membrana alantoidea antes de los 11 días, principalmente cuando la temperatura es alta durante los primeros 7 días de incubación. Los pollitos muertos se observan secos y pegados al cascarón, congestionados y con la cabeza metida bajo el ala izquierda o entre las patas.

Humedad.-

El huevo, pierde agua durante todo el período de incubación, es decir, sufre un proceso de desecamiento. Por este motivo, el embrión está expuesto a pegarse a las membranas internas de la cáscara, lo que puede provocar su muerte, en particular durante los primeros seis días de incubación. A esto contribuye el hecho de que el peso específico del embrión lo lleva a mantenerse en la parte superior de la yema, durante los primeros días, por debajo y muy cercano a la cáscara, en la zona de la cámara de aire. Por lo que es importante considerar los siguientes aspectos:

Medición de la humedad.- La humedad de las incubadoras y nacedoras se mide con el termómetro de bola húmeda o directamente con el higrómetro, según sea el modelo de la máquina. Se recomienda revisar que no haya separaciones en la columna de mercurio y se conserven limpias las mechas de los termómetros de bola húmeda, pues tanto el polvo que tiende a acumularse en estas mechas como los depósitos minerales, actúan como aislantes y dan lugar a lecturas falsas del nivel de la humedad.

Temperatura y humedad de incubadoras y nacedoras
Temperatura (°C)
(termómetro graduado en °C de bulbo húmedo
Porcentaje
Incubadora
37.7
28 para huevo blanco De 50 a 55
29 para huevo café De 55 a 60
Nacedora
37.2
34 para huevo blanco De 75 a 80
35 para huevo café De 80 a 85

Efectos del inadecuado manejo de la humedad durante la incubación.

El exceso de humedad ocasiona anemia en el embrión de 6 a 11 días, observándose hipertrofia del corazón y color verdoso en el saco y membrana vitelinos; la cámara de aire se observa reducida y existe una reducción en el porcentaje de eclosión.

La falta de humedad ocasiona un mayor porcentaje de pollitos que pican el cascarón y no eclosionan, pues se secan dentro de él. Algunos nacen pequeños y duros (deshidratados), otros nacen con plumón corto. La cámara de aire aumenta y se presentan hemorragias del blastodermo; además, se presentan embriones hemorrágicos, hipertróficos y con degeneración de hígado y riñones y la presencia de ácido úrico en el líquido alantoideo.

Ventilación

La ventilación tiene tres funciones importantes:

  1. Permitir la respiración del embrión, al mantener un mínimo de 21 a 22% de oxígeno en incubadoras y nacedoras. Debido a que a una altura de 915 metros sobre el nivel del mar ocurre un 10% de mortalidad embrionaria y a 2000 se eleva a 21%, se recomienda añadir oxígeno extra hasta 22%, pues el embrión es incapaz de producir suficiente hemoglobina que compense la disminución de oxígeno en la incubadora.
  2. Limitar el O2 de la atmósfera en un nivel inferior de 0.5% y nunca rebasar el 1%, pues provocaría lento desarrollo embrionario y, como consecuencia, retardo en el nacimiento, hemorragias en el blastodermo y amnios, malposiciones del embrión y menor índice de nacimiento.
  3. Repartir uniformemente la temperatura y humedad, por lo cual se deben conservar limpias las aspas de los ventiladores y las entradas y salidas de aire. La salida de aire debe localizarse cerca de las máquinas incubadoras, con el fin de extraerle todo el aire viciado. Si falla la ventilzación cuando el pollito está naciendo, deberán sacarse las charolas y dejar abiertas las puertas o pasar el pollito a otra incubadora.

El problema de la ventilación debe ser abordado desde dos ángulos:

Durante la incubación, el huevo absorbe oxígeno y elimina anhídrido carbónico en gran cantidad. Solamente una adecuada reventilación garantiza buenos resultados en la incubación.

La correcta circulación de aire en el gabinete se garantiza mediante el funcionamiento de:

    1. Ventiladores,
    2. Los inyectores o los extractores de aire,
    3. Las compuertas u orificios de entrada y salida, etc.

Para que la circulación de aire sea eficiente es importante también un buen funcionamiento del sistema de volteo, ya que el aire se mueve mejor entre las bandejas, cuando las mismas se hallan en posición inclinada.

Posición de los huevos durante la incubación (volteo).

El desarrollo de los embriones transcurre normalmente sólo cuando los huevos son volteados (virados) periódicamente durante los primeros 18 días de incubación. En la incubación natural, la gallina voltea los huevos que incuba con cierta frecuencia (cada hora en promedio durante el día y la noche y en ocasiones hasta 10 veces en tan solo dos horas), de ahí que en el proceso de incubación artificial sea necesario repetir este procedimiento mediante medios mecánicos.

El cambio de posición de los huevos durante la incubación ejerce una gran influencia en el desarrollo, pues evita la adherencia de los embriones a las membranas del huevo. Dentro de las incubadoras, los huevos se colocan con el polo obtuso ligeramente elevado y formando un ángulo de 45 a 55° sobre la vertical, ya que la cabeza del pollito normalmente sale por el polo obtuso del huevo.

La frecuencia de volteo óptima es de una vez cada 1 ó 2 horas. El giro debe alcanzar los 90 grados y los huevos son mantenidos a 45 grados de una vertical imaginaria.

Todos los huevos deben ser volteados 8 o más veces cada 24 horas, operación esencial durante las dos primeras semanas de incubación y pierde importancia durante el tiempo en que están en la nacedora (día 20 y 21). En las incubadoras industriales, el volteo se realiza en forma automática cada una o dos horas. La incubabilidad aumenta si se hace más de 8 veces diarias. Si se voltean los huevos en una sola dirección, se provocará ruptura de vasos sanguíneos y de yemas, ocasionando alta mortalidad embrionaria.

Ahora bien, si se llegara a colocar los huevos a incubar con la punta aguda hacia arriba, se reduciría el índice de eclosión, debido a que la cabeza del embrión se dirige hacia dichas puntas, con lo cual se dificulta la respiración. En estas circunstancias, solo nacerá una tercera parte de los pollitos.

Por otra parte, la posición del huevo influye sobre la posición futura que adoptará el pollito en el momento de prepararse para la eclosión. Lo que es de capital importancia para obtener un alto por ciento de nacimiento.

La posición del embrión se define ya desde las 36 a 48 horas de incubación. En este momento el embrión descansa en la yema, de manera transversal, a lo largo del eje menor.

Con posterioridad la cabeza del embrión comienza a separarse de la yema y girar hacia la izquierda. Hacia el 5to. día de incubación, el embrión se halla cerca de la cámara de aire

En el siguiente esquema se resume el proceso que se realiza durante la incubación del huevo y que lleva el desarrollo del embrión de pollo hasta su nacimineto

Huevo sin fecundar

Huevo fecundado de 4 días

El crecimiento del embrión es tan rápido que solamente en las primeras 24 horas de incubación la cabeza se empieza a formar y se inicia la formación de los hojos y el aparato circulatorio. A las 30 horas se aprecian los latidos del corazón. En el segundo día la sangre empieza a circular. Al 6o. día, se aprecia la formación de piernas, alas, cabeza y ya tiene movimiento voluntario dentro de la estructura del huevo. Al 8vo. día empieza el proceso de emplumamiento.

Huevo de 9 días

A partir del 9vo. día, cuando el cuerpo del embrión pesa más que su cabeza, el mismo efectúa un giro a la izquierda, lo que provoca que el cuerpo descienda en dirección al polo fino del huevo. Empieza la formación del pico.

Huevo de 14 días

El cuerpo del embrión está situado a lo largo del eje mayor del huevo, con la cabeza dirigida hacia el polo grueso. Esta es la posición correcta y necesaria que debe adoptar el pollito para el nacimiento. Empieza la formación de dedos y uñas, se pueden ver claramente los pulmones y los otros órganos bien formados. A los 16 días ya se consumió todo lo que es la proteína del huevo.

Huevo de 18 días

Del 18 al 19vo. día, empieza el periodo crítico, pues se inicia el consumo de la grasa, el último nutriente. El saco vitelino empieza a entrar en la cavidad del cuerpo, el líquido amniótico desaparece y e embrión tiene su posición correcta final para picar la cáscara. A los 20 días, el saco vitelino está totalmente absorbido y el embrión ocupa todo el huevo con excepción de la cámara de aire. Si está bien formado y tiene su posición correcta y todas las condiciones de la nacedora, el pico del pollito penetra a la cámara de aire, empezando a cambiar la respiración alantoidea por la pulmonar.

 

Pollos al nacimiento 1 día

A los 21 días, el trabajo de picar no es rápido y trae muchas tensiones para el pollito recién nacido. El pollito toma de 10 a 20 horas para picar la cáscara. Período necesario para que el pollito se acostumbre a desarrollar su respiración pulmonar.

Factores que influyen en la duración de la incubabilidad del huevo de gallina

Existen algunos factores que influyen en la duración de la incubación. Por ejemplo: temperatura ambiental, tipo de huevo, edad de las reproductoras, tiempo de almacenamiento del huevo, y el tamaño.

Temperatura ambiental.- Las altas temperaturas acortan el tiempo de incubación. Por lo que para determinar los días de retraso o adelanto del nacimiento de los pollitos de debe calcular el número de grados centígrados (Celsius) de diferencia entre la temperatura de incubación que han recibido y la recomendada, multiplicar el valor obtenido por el número de días que se ha conservado la temperatura inadecuada y multiplicar la diferencia por el factor 1.8. El resultado se expresa en horas de prolongación o acortamiento en el tiempo de incubación. Por ejemplo, si se trabaja 1°C por debajo de lo normal durante 15 días, resultarán 15°C faltantes durante la incubación; o sea,

1°C X 15 días = 15,
15 X 1.8 = 27 horas de retraso en el nacimiento.

Tipo de huevo.- El huevo con cascarón blanco requiere 432 h en incubación, en tanto que los de cacarón café precisa de 1 o 2 horas más.

Edad de las reproductoras.-Los huevos de las reproductoras adultas requieren una hora mas de incubación por cada mes que transcurre en la vida del ave, en comparación con los que producen las reproductoras jóvenes.

Tiempo de almacenamiento del huevo.- El porcentaje de nacimiento desciende levemente cuando los huevos se han almacenado durante una semana, pero es más bajo cuando el tiempo de almacenamiento es mayor que una semana. El almacenamiento prolongado influye negativamente en la vitalidad del embrión; además alarga el tiempo de incubación, de modo que se calcula que a partir del quinto día, por cada día de almacenamiento, la incubación se prolonga 42 minutos y los huevos que se almacenan por más de 12 días deben pernanecer hasta 22 días de incubación, lo cual hace producir pollitos de poca viabilidad. En fin, por cada día de almacenamiento en condiciones adecuadas de humedad y temperatura, el procentaje de nacimientos del total de huevos incubables disminuye de 1 a 1.5%..

Tamaño.-. Se recomienda introducir a la incubadora al huevo que pese 64 o menos, 12 horas después que los demás, o introducirlos en máquinas aparte, para que tengan una humedad relativa ligeramente mayor que la del resto de los huevos durante l aincubación. Esto, además de mejorar la incubabilidad, propicia que el nacimiento de todos los pollitos ocurra al mismo tiempo, pues los que proceden de huevos de 65g o más nacen aproximadamente 12 horas después que los procedentes de huevos con menos peso.

Porcentaje de incuabilidad de los huevos fértiles.- Incubilidad es la capacidad que posee un huevo fértil para desarrollar el embrión. Es una cualidad genética que puede mejorarse si se adoptan los métodos de selección y reproducción adecuados. En la tabla siguiente se puede obsevar el porcentaje de incuabilidad de los huevos fértiles.

Porcentaje de incubabilidad de los huevos fértiles
Huevos
Porcentaje
Normales
90 a 95
De 48 g o menos (aves ligeras) y menos de 50 g (aves pesadas)
80
Con manchas de sangre o carne
72
Extragrandes
71
Con cámara de aire fuera de angulo
68
Ligeramente cascados
53
Deformes
49
Con cascarón rugoso o delgado
47
Con doble yema
0

Existe la evidencia de que el cascarón del huevo de color café oscuro es más viable que el embrión del huevo con tonalidad de café pálido. Lo que se puede deber a que los pálidos suelen tener cascarón rugoso, delgado o poroso. La primera característica dificulta el intercambio gaseoso durante la incubación, la segunda predispone al incremento de rupturas y la tercera facilita la penetración de gérmenes patógenos.

Asi mismo, la baja producción de pollitos a partir de huevos incubables puede deberse a: