Detección de ondas gravitacionales, un “boom” para la astronomía: Miguel Norzagaray

2017-12-20

De acuerdo con el profesor investigador de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, Miguel Ángel Norzagaray Cosío, la detección de ondas gravitacionales hechas por los científicos estadounidenses Rainer Weiss, Barry Barish y Kip Thorne, Premio Nobel de Física 2017, resultó un hallazgo que contribuye a la comprensión de cómo funciona el Universo.

Hace un siglo, Albert Einstein fue el primero en predecir la existencia de estas ondas; sin embargo, no había sido posible demostrar su existencia debido a una serie de factores cósmicos, y porque en su momento no se contaba con la tecnología suficiente para ello.

Tuvieron que pasar más de cien años para que, con experimentos de alta precisión, se obtuviera el registro de detección y así corroborar la predicción que hizo Einstein; descubrimiento que se hizo a través de un interferómetro, instrumento que amplía las ondas de la luz para medir su longitud.

“Estos fenómenos se generan a través de perturbaciones en la masa que producen como resultado variaciones en el tejido espacio-temporal. Algo similar sucede cuando una gota de agua cae en el agua y genera ondas en su superficie; sólo que en este caso, las deformaciones son producidas por cuerpos masivos como estrellas o agujeros negros”, destacó el catedrático universitario.

            Señaló que estas ondas gravitacionales pueden provenir de fenómenos que han ocurrido a grandes distancias, incluso pueden llegar más lejos que la luz; es decir, la luz que recibimos de estrellas o galaxias lejanas ha viajado por millones de años hasta nosotros, pero las ondas gravitacionales pueden llegar de zonas todavía más lejanas del Universo.

Quien se desempeña como docente del Departamento Académico de Sistemas Computacionales de la UABCS, comentó que este descubrimiento se convierte en un “boom” para la ciencia y la astronomía, porque abre puertas hacia otras posibilidades de investigación.

“Cuando el espacio exterior se observa con telescopios, equipados con filtros infrarrojos, rayos ultravioleta, rayos x, rayos gamma u ondas de radio, lo que puede captarse es el espectro electromagnético; no obstante, las ondas gravitaciones no pertenecen a este espectro observable. El entusiasmo que hoy existe es porque posiblemente se comenzará a determinar con equipos de todavía mayor precisión, un universo como nunca antes se había visto”, abundó.

Norzagaray Cosío afirmó que gracias a este avance, existe la posibilidad de consolidar la “Teoría del Todo”, que podría explicar de manera unificada las fuerzas naturales que rigen el Universo: la fuerza gravitacional, la fuerza electromagnética, la nuclear débil y la nuclear fuerte.

Actualmente las últimas tres se explican por medio de la “Teoría Cuántica”, mientras que la fuerza gravitacional, se entiende a través de la “Teoría General de la Relatividad (TGR)”; lo que indica que la detección de las ondas gravitacionales sólo afianza esta teoría formulada por Einstein.


Regresar Regresar
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos2.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Biblioteca.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/FotosCurso1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/InauguraUABCS (2).jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Maurilia3.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/PACE.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/TaeKwonDo.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/XXsemanaPesq1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/curso.jpg