¿Qué hay detrás de los atardeceres rojizos de La Paz?

2017-06-10

Sin lugar a dudas, además de las playas y los paisajes, algo que caracteriza a nuestra ciudad son sus atardeceres. Sobre todo, aquellos que pintan el cielo de un color rojizo intenso. Pero, ¿alguna vez se ha preguntado estimado lector, por qué en ciertas ocasiones los atardeceres son de ese color? El profesor del Departamento Académico de Sistemas Computacionales de la UABCS, el M. C. Miguel Ángel Norzagaray Cosío, nos platica por qué.

De acuerdo con el Mtro. Norzagaray, la atmósfera de la Tierra funciona como un gran lente que difracta la luz del sol en distintas tonalidades: “Desde los libros de primaria nos enseñaron que, cuando pasas una luz blanca a través de un prisma, ésta se descompone en distintos colores y cada uno de ellos se difracta en una dirección. Por ejemplo, el azul se difracta en una cierta dirección, el rojo en otra y el verde en otra; gracias a este fenómeno podemos observar los arcoíris después de una lluvia”.

Así, explica el maestro Norzagaray, cuando alzamos los ojos y vemos el cielo azul, es porque los rayos de ese color nos llegan menos difractados que los de otros colores del espectro, es decir, el azul es la tonalidad que percibimos con mayor fuerza debido a que la luz cruza la atmósfera en cierta dirección.

“En el caso de los atardeceres, ahí lo que sucede es que, como la luz tiene que pasar por la parte baja de la atmósfera, aquella que vemos en el horizonte, entonces el azul se difracta y el color rojo es el que se puede apreciar de mejor manera gracias al ángulo tan bajo en que se encuentra el Sol mientras se oculta”.  

Esta parte baja de la atmósfera se caracteriza por tener mayor humedad y, por ende, mayor cantidad de moléculas de agua que refractan la luz de manera más eficiente, haciendo que las tonalidades rojizas se perciban intensas.

“Las zonas costeras, como La Paz, tienden a presentar mayor humedad en la parte baja de la atmósfera, por eso el efecto de refracción nos regala este tipo de atardeceres que serían más difíciles de observar en sitios que no tienen costa, como aquellos que están rodeados por montañas, por ejemplo”.

“Cuando hay carga de humedad y está nublado”, explica el Mtro. Norzagaray, “el Sol que está ocultándose por el horizonte ilumina desde abajo las nubes con tonos rojizos, y éstas comienzan a verse rosas, rojas, anaranjadas, debido a que hay una combinación de colores por difracción. En conclusión, podríamos decir que este tipo de atardeceres dependen de los niveles de humedad y de las nubes, principalmente”.

En última instancia, el profesor Miguel Ángel Norzagaray Cosío comenta que la fecha del próximo eclipse parcial de Sol está cerca, y ya que podrá observarse desde BCS el 21 de agosto, invitó a todos los interesados a estar pendientes de la información que se dará a conocer sobre este fenómeno.

Destacó que, la Sociedad Astronómica, el Consejo Sudcaliforniano de Ciencia y Tecnología (COSCYT) y la UABCS, desarrollaron un póster informativo con instrucciones para observar un eclipse de Sol de forma segura, el cual estará publicándose próximamente en distintas escuelas del estado y en la página de internet de COSCYT.


Regresar Regresar
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos2.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Biblioteca.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/FotosCurso1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/InauguraUABCS (2).jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Maurilia3.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/PACE.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/TaeKwonDo.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/XXsemanaPesq1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/curso.jpg