Llevan a cabo monitoreo de tortugas marinas para conocer su estado de salud

2016-03-01

Llevan a cabo monitoreo de tortugas marinas para conocer su estado de salud
La Dra. María Mónica Lara Uc, integrante del Laboratorio de Oceanografía de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, forma parte de un grupo de científicos que desde 2003 llevan a cabo un monitoreo para conocer el estado de salud de tortugas en zonas como San Juanico, Cabo San Lázaro y Bahía Magdalena, lugares donde se han registrado mayor número de varamientos de estos seres marinos.
De acuerdo a la investigadora, la expedición cumplió con esta tarea en 2015 y cubrió un radio de 247 kilómetros de los sitios mencionados. No obstante también expresó la intención que se tiene de ampliar la cobertura hacia Ojo de Liebre y Laguna San Ignacio, en un futuro cercano. 
En estos monitoreos han participado varias instituciones, entre las cuales se encuentran, además de la UABCS, el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste, el Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.
Divididos en dos grupos, los científicos evaluaron el estado de las tortugas marinas tomando datos como el peso, las medidas del organismo y la especie a la cual pertenecen. Dentro de la expedición se encontraron diversas especies de quelonios como la tortuga amarilla (Caretta caretta), la tortuga golfina (Lepidochelys olivácea) y tortuga prieta (Chelonia agassizii).
De la primera especie se encontraron aproximadamente 40 ejemplares y fue la que mayor número de especímenes reportó, a diferencia de las otras dos, de las cuales se encontraron pocos individuos. 
En el caso de la tortuga amarilla, la Doctora señala que se han registrado menor cantidad de varamientos en comparación con años anteriores, lo que atribuyen a que el alimento preferido de esta especie, la langostilla, redujo su abundancia y migró hacia las aguas de California debido a los efectos del fenómeno “El Niño”.
Una de las variables que tomaron muy en cuenta durante el estudio fue la temperatura corporal de los especímenes, debido a que en meses pasados se registraron descensos en la temperatura del mar y estos organismos poseen cierta sensibilidad al frío. Este dato, según la catedrática, resulta muy importante, ya que permite averiguar si las tortugas salen o no a la superficie en estas condiciones. 
Asimismo, el grupo de investigadores analizaron las tortugas en busca de macro algas, parásitos, balanos e, inclusive, la presencia de tumores. Lo anterior fue posible gracias a la recolección de muestras de sangre y de tejido que se obtuvieron de los individuos estudiados. Es importante destacar que, una vez que se estudiaban, se regresaban al mar. 
Lamentablemente, la investigadora hizo hincapié de que, en el caso de los organismos que encontraron sin vida, aún no se puede asegurar con certeza las causas del deceso, ya que pueden atribuirse a múltiples factores relacionados con virus, parásitos, bacterias, contaminación u otros. Por ello, finalizó, continúan con los estudios y análisis para tratar de dar un diagnóstico los más acertado posible y actuar en consecuencia.


Regresar Regresar
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos2.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Biblioteca.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/FotosCurso1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/InauguraUABCS (2).jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Maurilia3.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/PACE.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/TaeKwonDo.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/XXsemanaPesq1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/curso.jpg