Se impartió el curso “Competencias emocionales en los directivos de empresas”

2015-10-30

Se impartió el curso “Competencias emocionales en los directivos de empresas”

En días pasados, la Universidad Autónoma de Baja California Sur, a través del Departamento Académico de Agronomía, clausuró el curso “Competencias emocionales en los directivos de empresas”, dirigido a profesores del Departamento Académico de Agronomía y a directivos de la institución. 

El curso, que tuvo una duración de 20 horas, estuvo a cargo del Dr. Luis Alberto Morales Zamorano, Coordinador de Posgrado e Investigación de la Universidad Autónoma de Baja California, Unidad San Quintín. El objetivo fue desarrollar las competencias y habilidades de los asistentes para que tomen decisiones más centradas en las emociones.

En su mensaje, el Dr. Sergio Zamora Salgado, Jefe del Departamento Académico de Agronomía, manifestó: “La parte más valiosa de este departamento es su capital humano. Afortunadamente, el trabajo en equipo ha conseguido que los logros trasciendan. El jefe debe capacitarse en la gestión y en la administración académica. Este curso es una de las claves del éxito de cualquier proceso de gestión del cambio. Un jefe es un responsable y en la tolerancia está la clave. Creo que lo que aprendimos en estas sesiones nos ayudará a desempeñar mejor nuestro papel como jefes, profesores y como personas”.

Por su parte, el Dr. Luis A. Morales Zamorano señaló: “Cuando una persona basa sus decisiones solamente en ámbitos técnicos y financieros, puede llegar a equivocarse, pues pueden afectar a terceras personas en lugar de beneficiarlas, afectando como consecuencia a la organización que dirige. En cambio, si las decisiones son tomadas con base en la consideración de las otras personas o subordinados, pueden ser decisiones más funcionales, en el sentido de que todos estén contentos con los resultados que se obtengan”. 

Finalmente, el catedrático de la UABC agregó: “Al recibir órdenes de un superior, éstas se obedecen de la misma forma en que se dan. Por ejemplo, si se reciben órdenes impositivas se realizan de mala gana. De esta forma, se cumple de manera mínima y la institución donde se trabaja no destaca, no compite y no genera productos valiosos. Este es el resultado de una orden mal dada”.      



Regresar Regresar
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos2.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Biblioteca.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/FotosCurso1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/InauguraUABCS (2).jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Maurilia3.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/PACE.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/TaeKwonDo.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/XXsemanaPesq1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/curso.jpg