Invasión de sargazo en costas podría aprovecharse económicamente

2015-08-12

Invasión de sargazo en costas podría aprovecharse económicamente

Actualmente existen alternativas para el uso de esta alga propuestas por la comunidad científica, expuso el investigador de la UABCS, Dr. Rafael Riosmena.

A raíz del reciente fenómeno natural, en el que cerca de 180 km de playa en Quintana Roo quedaron repletas de sargazo, el Dr. Rafael Riosmena Rodríguez, profesor-investigador de la UABCS, explicó algunas de las causas por las que este fenómeno podría estar ocurriendo y expuso algunas medidas que podrían tomarse para controlar la situación.

De acuerdo al catedrático, este tipo de alga marina que ha llegado a costas mexicanas proviene de una región conocida comúnmente como el “Mar de los Sargazos”, ubicada en el Océano Atlántico, entre Cuba y Florida. 

En esta zona ocurre un fenómeno natural único. Según el profesor adscrito al Departamento Académico de Biología Marina, las corrientes oceánicas rodean el Mar de los Sargazos, generando un movimiento circular lento que involucra aguas relativamente cálidas y frías que giran en sentido de las manecillas del reloj. 

Con el paso de millones de años, dichas corrientes han ido atrapando fragmentos de organismos del género “Sargassum”, los cuales se han desprendido del fondo marino, concentrándose en una gran masa flotante.

Los sargazos que habitan en esta zona del Atlántico han sufrido un proceso de adaptación que les permite vivir en altamar, sin estar ancladas a una superficie, como sucede con algunos tipos de algas. Esta característica se debe a que poseen vejigas llenas de gas.

Estos organismos pueden cubrir grandes extensiones del océano debido a su habilidad para reproducirse mediante fragmentación, es decir que cada pieza que se desprende de esta especie puede dar lugar a una planta completa. 

En el caso del Mar de los Sargazos, esta forma de reproducción genera un incremento en su tamaño, a tal punto que su superficie actual equivale a dos tercios de la extensión de los Estados Unidos. No obstante, el crecimiento de esa zona depende de las condiciones que se presenten anualmente en el Atlántico.

Con respecto a la situación que se vive actualmente en Quintana Roo, el Dr. Rafael Riosmena expresó que podría deberse a un aumento en la cobertura del Mar de los Sargazos; de tal forma que la biomasa, en lugar de seguir girando con las corrientes marinas, amplió su rango de alcance y exportó sargazo a zonas del Caribe. 

El fenómeno que estamos viendo en 2015, aseguró, es uno de los más fuertes que se han reportado durante los últimos 50 años y abarca las costas de Brasil, Trinidad y Tobago, Belice y México. “Lo que ha sucedido es que este año la exportación ha sido masivamente descontrolada y, al llegar a costas del Caribe, genera grandes problemas”, declaró. 

La invasión de sargazo en playas mexicanas ha provocado una serie de problemas relacionados principalmente con el turismo. También ha generado preocupación en las autoridades al mando, debido a que éste es el tercer año consecutivo en el que sucede un hecho similar, razón por la cual existe cierta incertidumbre de que este fenómeno pueda influenciar la decisión de los turistas de visitar el estado en un futuro cercano.

Por otro lado, el sector antes mencionado no es el único que sufre los efectos colaterales. En el poblado de Chetumal hay reportes donde se indica que el sargazo es culpable de emitir gases que oscurecen la joyería elaborada con plata, situación que afecta a los negocios dedicados al rubro; además de que afectan a instalaciones que tienen cobre. 

Como medida de acción, el gobierno de Quintana Roo ha destinado alrededor de 13 millones de pesos como parte de un fondo especial para impulsar los trabajos de limpieza. El problema, manifestó el catedrático de la UABCS, es que no existen programas oficiales que permitan controlar a este fenómeno sin que exista una afectación en los sistemas costeros. 

“Como científicos, sabemos que el sargazo debe llegar a las costas y vararse, ya que su función natural es la estabilización de suelos. No obstante, una de las grandes problemáticas es que, a la hora de remover el sargazo, también remueven la arena que está adherida a él, causando un impacto ambiental en las playas”.

Riosmena Rodríguez enfatizó que el gobierno mexicano está invirtiendo grandes sumas de dinero para controlar la situación, pero no está apostando por alternativas científicas que permitan comprender las causas del fenómeno y proponer soluciones prácticas.

Uno de las puntos que ha externado la comunidad científica es que el Sargassum es un género muy conocido para la producción de diesel, sin embargo, esto no ha sido considerado. Asimismo, hoy en día ya existen proyectos que sugieren el uso del sargazo para la agricultura orgánica y también hay algunas ideas para utilizarlo como forraje en animales.

El profesor-investigador señaló que este fenómeno natural podría valorarse desde un punto de vista económico, puesto que se está generando una gran cantidad de sargazo que bien pudiera representar un negocio redituable.  

En última instancia, el Dr. Rafael Riosmena puntualizó que existe un interés por parte de él y un grupo de científicos mexicanos y extranjeros para formar parte del monitoreo y estudios respecto al tema, para lo cual establecerán contacto con la SEMARNAT. 


Regresar Regresar
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos2.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Biblioteca.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/FotosCurso1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/InauguraUABCS (2).jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Maurilia3.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/PACE.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/TaeKwonDo.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/XXsemanaPesq1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/curso.jpg