Investigador realiza proyecto de agricultura orgánica certificada en San Luis Potosí

2015-05-07

Investigador realiza proyecto de agricultura orgánica certificada en San Luis Potosí

Actualmente, Baja California y Baja California Sur son los únicos estados de la República mexicana que realizan agricultura orgánica de tomate certificado, al cumplir con los lineamientos que exigen algunos países como Estados Unidos, Japón, o la Unión Europea.
    
    En el resto de México se practica la agricultura orgánica pero sin certificación, lo cual limita su comercialización a mercados extranjeros, de acuerdo al Ing. Fernando de Jesús Carballo Méndez, profesor de asignatura del Departamento Académico de Agronomía de la UABCS.

    El catedrático universitario realizó un proyecto de investigación en el cual produjo tomate orgánico certificado en colaboración con agricultores de San Luis Potosí, un estado que posee condiciones climáticas similares a las de BCS.

    Para lograr la certificación del producto, la producción de tomate se basó en el listado OMRI (Instituto de Evaluación de Materiales Orgánicos, por sus siglas en inglés) que establece una lista de insumos que cumplen con la normatividad orgánica.

    “La razón por la cual se escogió el listado OMRI por sobre otros modelos, es debido a que Estados Unidos es el principal comprador, y prácticamente el cien por ciento de la agricultura orgánica que se produce en México va para ese país”, señaló Jesús Carballo.

    De acuerdo al investigador, uno de los productos avalados por la OMRI y empleados en el proyecto fue la Gallinaza compostada, la cual se obtiene del excremento de la gallina y es cuatro veces más efectivo que el estiércol normal. Por otro lado, mencionó que además se utilizaron repelentes naturales a base de ajo y de algodón para evitar que los insectos no incrementen su población y se conviertan en una plaga.

    Carballo Méndez indicó que el estudio comparó dos sistemas de producción orgánica para observar los resultados: el cultivo en suelo y en sustrato. A diferencia del cultivo habitual realizado en suelo extenso, el hecho en sustrato tiene la función de sustituir al suelo por una superficie sólida o líquida inerte, que permite el anclaje y da soporte a la planta para el desarrollo de la raíz. Un ejemplo de sustrato son los cultivos hidropónicos, los cuales utilizan al agua como sustituto de la tierra.

    Con base en los resultados, tanto en cultivo por sustrato y suelo, se obtuvieron rendimientos importantes que fueron de 116 y 119 toneladas por hectárea, lo cual muestra “rendimientos competitivos” frente otros sistemas de producción convencional y orgánica, expresó el catedrático.

    “Si tomamos en cuenta que este rendimiento lo obtuvimos en medio ciclo agrícola, podemos competir de igual manera con producciones agrícolas en invernaderos de mediana tecnología y de producción convencional, es decir no orgánica, ya que ellos están en un promedio de 180 a 220 toneladas por hectárea al año. Pero, si tenemos en cuenta los resultados que obtuvimos de 120 toneladas por hectárea en medio año, al hacer dos cultivos en un año tenemos alrededor de 240 hectáreas anuales, lo cual es un rendimiento bastante competitivo, además de que por lo menos tenemos de un 20 a 40 por ciento de sobre precio en estos productos”.

    Cabe destacar que la investigación se realizó en colaboración con el Cuerpo Académico de Agricultura Sustentable en Zonas Áridas de la UABCS y productores e investigadores de Nuevo León y San Luís Potosí.



Regresar Regresar
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos2.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Biblioteca.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/FotosCurso1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/InauguraUABCS (2).jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Maurilia3.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/PACE.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/TaeKwonDo.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/XXsemanaPesq1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/curso.jpg