Rocas del noreste de La Paz pudieron estar conectadas con la Sierra Madre Occidental

2015-04-28

Rocas del noreste de La Paz pudieron estar conectadas con la Sierra Madre Occidental


•    Aseguran investigadores de la UABCS que trabajan en una investigación geológica

Un grupo de geólogos de la UABCS estudian la composición de un conglomerado ubicado al noreste de la Ciudad de La Paz. El objetivo es averiguar qué rocas o clastos componen dicho conglomerado y determinar su procedencia. Los resultados hasta ahora obtenidos, hacen pensar que existió una conexión entre las rocas de la península y las de la Sierra Madre Occidental, hace millones de años.
    
    En Geología, un conglomerado es un tipo de roca que está compuesto por restos de otras rocas (también llamados clastos), que se acumularon y consolidaron durante millones de años hasta formar la roca actual.

    De acuerdo al Dr. José Antonio Pérez Venzor, responsable del proyecto, este conglomerado no se ha observado en otros afloramientos de roca alrededor de la zona, por lo cual podría creerse que es único en la región.

    “Nos llama la atención por qué están ahí, de dónde vienen y por qué se han conservado. A raíz de esto, queremos estudiar sus componentes y ver si son rocas volcánicas o rocas intrusivas, y qué composición tienen, porque no es lo mismo una roca que posee minerales, como el cuarzo, el felespato o biotita, a una que tenga olivino y piroxeno; ya que provienen de un magma diferente”, indicó Pérez Venzor.

    Explicó que las rocas intrusivas son aquellas que se forman en el interior de la tierra a través del enfriamiento del magma y que después, por procesos geológicos (tectónica y erosión), emergen del interior a la superficie terrestre. Por otro lado, las rocas volcánicas o rocas extrusivas son las que se forman en la superficie al enfriarse el magma expulsado (ahora llamado lava). Existen principalmente dos tipos de rocas volcánicas: las piroclásticas, que son expulsadas violentamente, y los derrames de lava que emergen de manera paulatina.

    Para determinar la composición y averiguar qué minerales conforman las rocas del conglomerado, los científicos de la UABCS llevan a cabo un análisis, mediante estudios petrográficos, acerca de 500 muestras recolectadas en la zona. Para ello utilizan láminas delgadas, una técnica que consiste en observar bajo el microscopio el corte fino de una roca  para clasificar las rocas del conglomerado y hacer un análisis estadístico y determinar el dominio de cierta litología o rocas.

    Hasta el momento, se ha descubierto la presencia numerosa de rocas volcánicas compuestas principalmente por andesitas y basaltos (derrames) e ignimbritas (piroclástica). Sin embargo, también se detectaron litologías de rocas intrusivas, metamórficas y sedimentarias; las primeras son formadas a partir del enfriamiento de un magma y las segundas a partir de otras rocas que, sin llegar a fundirse, han estado sometidas a grandes presiones y temperaturas (en el interior de la tierra) que las han transformado.

    Los descubrimientos en el conglomerado sugieren una conexión con las rocas que formaron parte de la Sierra Madre Occidental hace millones de años, misma que en la actualidad abarca desde el estado de Jalisco, hasta Arizona. Esto puede deberse a que en el pasado la península californiana formó parte del macizo continental mexicano, aunque se separó a causa del movimiento de las placas tectónicas, dando origen al Golfo de California.

    Asimismo, se piensa que los clastos, que ahora conforman el conglomerado, fueron arrastrados por procesos de erosión causados por el agua de la lluvia que propició el desarrollo de un drenaje desde la parte superior de la Sierra Madre Occidental hasta el noreste de La Paz, cuando aún continuaba unida al continente. Al separarse la Península, trajo consigo el conglomerado de las rocas, aislándolas del resto del continente.

    “Durante mucho tiempo las corrientes de agua drenaron y erosionaron este paquete de rocas desde la parte superior de La Sierra Madre Occidental. La erosión trajo consigo primero las piedras más jóvenes, como los basaltos y las andesitas, y posteriormente las más viejas, como las rocas metamórficas e intrusivas”.

    Desafortunadamente, informó el Dr. Pérez Venzor, se desconoce la procedencia exacta del conglomerado, debido a que las rocas que pudieran estar ligadas con éstas fueron cubiertas por el mar cuando la península se separó y se creó el Golfo de California, hace unos 5 millones de años.

    Cabe mencionar que este trabajo de investigación forma parte del Cuerpo Académico Peninsular, conformado por la Dra. Mara Yadira Cortés Martínez, el Dr. Tobias Schwennicke y el Dr. José Antonio Pérez Venzor, profesores investigadores del Departamento Académico de Geología Marina de la UABCS; con la colaboración de Gabriel Camacho, estudiante de Servicio Social.


Regresar Regresar
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos2.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Biblioteca.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/FotosCurso1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/InauguraUABCS (2).jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Maurilia3.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/PACE.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/TaeKwonDo.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/XXsemanaPesq1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/curso.jpg