Científicos trabajan en vacunas para tuberculosis

2015-03-25

Científicos trabajan en vacunas para tuberculosis
Investigadores del Laboratorio de Ciencia y Tecnología de Alimentos de la UABCS se encuentran evaluando las propiedades inmunogénicas de una bacteria y una microalga para elaborar una posible vacuna alternativa contra la tuberculosis.
    La Doctora en microbiología Maurilia Rojas Contreras, junto con un grupo de investigadores y estudiantes de posgrado de la misma institución, actualmente se encuentran haciendo pruebas de laboratorio para verificar las propiedades de inmunogenicidad de los organismos mencionados.
    El proyecto, aún en proceso, consiste en suministrar vía oral y nasal, la bacteria y la microalga aisladas, que son de esta región, a un grupo de ratones “Mus musculus” de la cepa Balb/c.
    La inmunogenicidad se puede describir como la capacidad que tiene el sistema inmunitario de reaccionar frente a un estímulo bioquímico. Así, la idea central es ver qué respuesta generan los roedores durante el experimento y en qué forma de suministración se obtienen mejores resultados.
    Hasta el momento, las pruebas indican que ambos componentes ofrecen una inmunogenicidad significativa en los ratones cuando son aplicados de forma oral. Sin embargo, las pruebas realizadas vía nasal, aún continúan bajo análisis, indicó la Doctora Maurilia Rojas, quien pertenece al Departamento Académico de Agronomía de la UABCS.
    “Tenemos pendiente otro experimento que se va a llevar a cabo en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán en la Ciudad de México. En este lugar vamos a evaluar a estos microorganismos como adyuvantes junto con otras vacunas disponibles, como la vacuna BCG y, probablemente, una elaborada con liposomas de Micobacterium smegmatis”.
    Respecto a los componentes utilizados en el experimento, la bacteria implementada pertenece al género “Lactobacillus fermentum”, la cual fue extraída de infantes saludables y, posteriormente, aislada. El segundo componente, la microalga, pertenece al género “Grammatophora sp” y es una especie autóctona de la región.
    Tanto la bacteria como la microalga que se emplean en la investigación, asegura la  catedrática universitaria, se caracterizan por la capacidad de beneficiar a su hospedador. Por esta razón, señala, ambos componentes se han convertido en importante objeto de estudio en otras investigaciones relacionadas con la tuberculosis, ya que actualmente existen vacunas contra esta enfermedad, pero presentan el inconveniente de ser mayormente efectivas en niños que en personas adultas.
    De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, la tuberculosis es la segunda causa de muerte por agente infeccioso a nivel global. Se estima que tan sólo en 2013, 9 millones de personas contrajeron la enfermedad y 1,5 millones murieron a causa de ella.
    Aunque hasta el momento las pruebas preliminares son hasta cierto punto positivas, el experimento acaba de culminar la primera etapa, por lo que la investigadora espera que en poco tiempo se tengan más resultados concretos.

Regresar Regresar
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos2.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Biblioteca.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/FotosCurso1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/InauguraUABCS (2).jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Maurilia3.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/PACE.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/TaeKwonDo.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/XXsemanaPesq1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/curso.jpg