Estudian relación de volcanes en la recarga de mantos acuíferos

2015-03-20

Estudian relación de volcanes en la recarga de mantos acuíferos



•    Catedrático de la UABCS se encuentra formando equipo de trabajo interdisciplinario para estudiar la geología estructural, la migración de volcanes, el agua subterránea y superficial

Nuestra media península tiene una historia geológica compleja que se ve reflejada en sus rocas. La transformación en las estructuras tectónicas repercute en los recursos naturales y, sobre todo, en los sistemas acuíferos, como los oasis y lagos distribuidos en la entidad.
    
    BCS se encuentra en una zona con mucha actividad tectónica, donde las rocas se fracturan provocando fallas geológicas. Cuando llueve, el agua que cae tiende a filtrarse dentro de estas últimas, para posteriormente salir a la superficie formando manantiales, oasis y lagos.

    No obstante, cuando el agua se filtra dentro de las fallas desciende y se encuentra a su paso con varios tipos de rocas compuestas de diversos materiales. Algunas de éstas poseen propiedades permeables, como las rocas sedimentarias (areniscas y conglomerados) y las volcánicas. Mientras que otras, como la lutita (formadas de arcilla) que, a pesar de que poseen una porosidad elevada, no permiten que el agua pase a través de ellas, provocando que el líquido busque una salida a la superficie mediante los conductos adecuados.

    Lo anterior lo dio a conocer el Dr. José Antonio Pérez Venzor, profesor-investigador del Departamento Académico de Geología Marina de la UABCS, quien se encuentra trabajando en un proyecto que pretende comprender la relación entre la tectónica, el vulcanismo y el agua en el comportamiento de la recarga de los oasis.

    Pérez Venzor asegura que, incluso, existen casos registrados donde la actividad volcánica genera presas naturales. Esto ocurre cuando el magma que emerge del interior de la tierra se transforma en lava y obstruye el cauce natural del drenaje de un río, obligando al agua  almacenarse superficialmente y a infiltrarse para formar parte del sistema de recarga de los acuíferos, manantiales y oasis.

    Por ejemplo, está el caso del Oasis de Mulegé que originalmente era un lago cráter que se formó de una estructura volcánica (caldera), el cual se drenó, posteriormente, por fallas y erosión. Las fracturas que se crearon a partir de las fallas, junto con las propiedades que las rocas adquirieron, crearon las condiciones favorables que permitieron que el agua se filtrara y saliera para formar el oasis que actualmente conocemos.

    Para tener una comprensión más holística (integral) del tema, el investigador se encuentra formando un equipo interdisciplinario que sea capaz de estudiar la geología estructural, la migración de volcanes, el agua subterránea y superficial; así como hacer acopio de la información disponible para crear los modelos.



Regresar Regresar
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos2.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Biblioteca.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/FotosCurso1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/InauguraUABCS (2).jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Maurilia3.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/PACE.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/TaeKwonDo.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/XXsemanaPesq1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/curso.jpg