UABCS impulsa producción de mango orgánico en el poblado de Santiago

2015-02-26

UABCS impulsa producción de mango orgánico en el poblado de Santiago

El mango de la especie “Mangifera indica L” es una de las frutas de mayor importancia comercial a nivel mundial y ocupa el quinto lugar dentro de los principales productos frutícolas. En 2011, la producción global ascendió a 26,697,390 toneladas, siendo la India el mayor productor, seguido de China, Tailandia, Pakistán y México.

    En ese mismo año, nuestro país fue el principal exportador de mango a países como Estados Unidos, Arabia Saudita y Japón. Por su parte, en BCS se cultivaron 1,150.59 hectáreas con una producción de 7,026.20 toneladas, de acuerdo al Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera, organismo desconcentrado de la SAGARPA.

    No obstante, el proceso que hasta ahora se realiza para el cultivo convencional de mango genera gran impacto ambiental, pues conlleva el uso de fertilizantes y plaguicidas que ocasionan contaminación en el agua, daños a la salud humana y erosión en el suelo, entre otros factores.

    A raíz de esta situación, y a petición de un grupo de productores del poblado de Santiago en el Municipio de Los Cabos, el Dr. Alfredo Beltrán Morales, junto con el cuerpo académico de Agricultura Sustentable de Zonas Áridas, se ha dado a la tarea de transmitirles técnicas de cultivo para que puedan obtener mango orgánico por su propia cuenta.

    El profesor-investigador, quien pertenece al Departamento Académico de Agronomía de la UABCS, y su equipo de colaboradores han mantenido una parcela piloto durante tres años, la cual ha sido donada por los productores locales para que se realicen cosechas de prueba. El objetivo es que los mismos productores aprendan técnicas de cultivo y evalúen los resultados.

    Para lograr que la cosecha de mango sea totalmente orgánica, se ha eliminado el uso de fertilizantes industriales, utilizando en su lugar la lombricomposta, un método cada vez más popular que consiste en enriquecer la tierra a través de los desechos que generan las lombrices para, después, utilizar exclusivamente esta tierra para el cultivo.

    Asimismo, el proyecto excluye los pesticidas químicos para dar paso a enemigos naturales que destruyen las plagas en las plantaciones. Tal es el caso de las catarinas y la crisofas, éstas últimas son unas pequeñas palomitas que devoran las escamas que atacan a las hojas de mango. Estas escamas segregan una miel que es hogar de un hongo denominado “Fumagina”, el cual carcome la hoja e impide que el mango realice una adecuada fotosíntesis y, por consiguiente, evita una correcta nutrición de la planta.

    Por otro lado, el proyecto también pretende solucionar la crisis de abastecimiento de agua. Históricamente, la población de Santiago alguna vez estuvo asentada en una laguna que hoy en día está seca. Sobre el terreno de esta laguna extinta, que aún guarda agua en el subsuelo, se encuentran los sembradíos de mango. Sin embargo, los productores, señala Alfredo Beltrán, utilizan el agua subterránea que sobró de esta laguna para regar sus cultivos, en grandes cantidades y sin contemplar el inminente riesgo de agotar dicho recurso; mismo que, además, utilizan para cubrir las necesidades humanas de la comunidad.

    Es por ello que la propuesta del proyecto también incluye un sistema de riego por aspersión que será abastecido con mangueras desde afuera de la comunidad. El objetivo es ahorrar agua y mejorar la forma en que se administra.

    Hasta el momento el proyecto ha tenido gran éxito con los productores de Santiago, quienes se manifiestan satisfechos con los resultados obtenidos. Por ejemplo, se han cosechado mangos de hasta medio kilogramo de peso, cuyo valor económico en el mercado se eleva por su origen orgánico. Hasta el momento se han adherido 400 productores al proyecto.

    Por otra parte, están por publicarse dos manuales: “Manual para la producción de mango orgánico en BCS” y “Manual para mejorar la calidad del mango en BCS”; los cuales, señala Alfredo Beltrán, se distribuirán gratuitamente a los productores que deseen adoptar las técnicas para producción orgánica.

    Cabe señalar que este proyecto es financiado por la Fundación Produce, Baja California Sur, A.C.



Regresar Regresar
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Alumnos2.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Auditoria1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Biblioteca.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/FotosCurso1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/InauguraUABCS (2).jpg
../imagenes/imagenes_rotan/Maurilia3.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/PACE.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/TaeKwonDo.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/XXsemanaPesq1.jpg
../imagenes/imagenes_rotan/curso.jpg